Grandes derrotas (II): AC Milan 4-0 FC Barcelona

5 Feb

Hoy toca recordar otro de los fiascos españoles en la competición. En esta ocasión nos remontamos al año 1994, donde AC Milan y FC Barcelona disputaron la final de la correspondiente edición con Fabio Capello y Johan Cruyff en los banquillos.

El AC Milan venía de superar al FC Aarau suizo, Copenhague BK y AS Mónaco en eliminatorias y al Oporto, Werder Bremen y Anderlecht en la liguilla de 1/4f. Por su parte, el FC Barcelona salía airoso ante el Dínamo de Kiev, Austria de Viena y Oporto en partidos eliminatorios y ante el AS Mónaco, Spartak de Moscú y Galatasaray en la citada liguilla de 1/4f.

El 18 de mayo de 1994 el estadio Olímpico de Atenas abría sus puertas para coronar al mejor equipo de Europa. El AC Milan presentó un once formado por Rossi; Panucci, Galli, Tassotti, Maldini (Neva – 84′); Albertini, Desailly, Donadoni, Boban; Savicevic y Massaro. El Barça jugó con Zubizarreta, Ferrer, Nadal, Koeman, Sergi (Estebaranz – 73′); Guardiola, Bakero, Amor; Romario, Stoichkov y Begiristain (Eusebio – 51′).

El encuentro, recordado en España durante varias semanas por lo escandoloso de su marcado, dejó los siguientes goles:

22′: Massaro
45′: Massaro
47′: Savicevic
59′: Desailly

Como consecuencia directa de este partido el FC Barcelona perdía su tercera final, mientras que el AC Milan levantaba su quinta copa de Europa. Ambos equipos hubieran obtenido 26 puntos de una hipotética clasificación de esa temporada, habiendo ganado el Barça un partido más que el Milan.

Anuncios

12 comentarios to “Grandes derrotas (II): AC Milan 4-0 FC Barcelona”

  1. Gabriela Miranda 05/02/2010 a 16:08 #

    Tenía 5 años en ese entonces, y mis recuerdos de aquella nefasta noche son muy pocos.

    Menos mal que ahora vivimos días grandes y gracias a Cruyff nos hemos convertido en el mejor equipo del mundo.

    Saludos.

    • alberto84 05/02/2010 a 21:21 #

      Yo aún no había empezado a seguir el fútbol como ahora, pero recuerdo todavía el murmullo que hablaba de aquel 4-0. Es como si hubiese dado la vuelta al mundo ese partido.

      ¡Saludos!

  2. Sílvia 06/02/2010 a 16:54 #

    Hola!
    Hombreee, eso no se hace. Nada, lo dejo en el olvido…
    saludos
    sílvia

  3. alberto84 06/02/2010 a 21:36 #

    ¡Hola! ¿Cómo que no? Pero si es historia viva :P.

  4. Sílvia 07/02/2010 a 16:32 #

    Hola de nuevo!
    Viva no, que está enterrada (por suerte). El fútbol de los de Guardiola nos hace olvidar todos. Amnesia total 😉
    Sílvia

  5. Iñaki 11/02/2010 a 9:27 #

    “Como consecuencia directa de este partido el FC Barcelona perdía su segunda final, mientras que el AC Milan levantaba su quinta copa de Europa”

    El Barcelona perdía su 3a final de copa de europa por tan solo una ganada, no era la 2a ya que antes de eso tenemos el 3-2 del Benfica (creo…) en Berna (Suiza) y el 0-0(2-0 en penaltis contra el portero bigotudo) en Sevilla!! contra el Steaua de Buscarest (alias Esteaua Delgrifo) ;P

    Cachondeo a parte, por eso ahora mismo el Barça tiene 3-3 en cuanto a finales ganadas y perdidas después de las victorias de 2006 y 2009.

    PD: anda q no dolió esa final, me tiré bastantes años odiando al Milan jaja

    Un saludo!

    • Iñaki 11/02/2010 a 9:28 #

      NOTA: era también la primera final de UEFA Champions League que perdía el Barça ya que tan solo un año antes la competición cambió de nombre y el Barça en 1992 ganó la última edición llamada “Copa de campeones de Europa”

    • alberto84 11/02/2010 a 13:28 #

      Sí, sí es verdad, no he contado la que perdió en Suiza con el Benfica. Ahora lo rectifico. Fue una final la del 4-0 sobre la que se estuvo hablando muchísimo, pasa que por aquel entonces no seguía yo tanto el fútbol. Saludos y gracias por los comentarios.

  6. Tony 09/03/2011 a 11:23 #

    Hermoso aquél día.

    • hermoso 29/03/2012 a 1:15 #

      hermoso el dia del 5-0, 2-6 jaja supongo que para ti no tanto.

  7. Español0069 19/11/2011 a 22:02 #

    Día grande aquel. Un Laudrup en cada equipo y los dos en el banquillo. Golazo de Savicevic desde treinta metros. Im-presionante.

  8. Juan José 08/09/2016 a 3:21 #

    Cómo pude gozar aquella tarde-noche.

    Sólo habían pasado 4 días después de que el Barsa se hubiera proclamado campeón de liga, o más bien, de que el Deportivo la dejara escapar (aquel penalty de Djukic…) ante un Valencia primado hasta las orejas.

    Se presentaron en Atenas dos equipazos bien armados, con algunos de los mejores jugadores del mundo, pero también con 2 formas distintas de entender el futbol. E incluso con 2 formas de ser: el Milán era disciplina, trabajo, seriedad y respeto al contrario. El Barsa era diversión, futbol de toque y más toque, “espectáculo”, pero también grandes dosis de arrogancia, chulería, falta de respeto al contrario y creerse el centro del universo.

    El 4-0 fue una cura de humildad en toda regla a la prepotencia culé. Cruyff, (q.e.p.d.), que era un gran entrenador, pero que pecaba de soberbia y de pensar que lo había inventado todo, recibió una lección del “novato” Capello, ése cuyos equipos no jugaban a nada (salvo defender) y siempre ganaban 1-0.

    Todavía lo recuerdo. Y que gran recuerdo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s